Diseño del blog y montaje de imágenes/ fotografias y videos : Mar Buelga. Textos: Olga María Ramos y colaborador@s

viernes, 23 de enero de 2015

Madrid 20/80. LOCO AMOR DE CABARET. OLGA MARÍA RAMOS EN ASTURIAS.






El pasado jueves día 21 llegó al fin el estreno de Madrid 20/80. "Loco amor de Cabaret" , Una producción de la Compañía asturiana "Quiquilimón" y "Tabló Vivant", bajo la dirección artistíca de Pablo S. Garnacho
Un paseo por la historia del cuplé de la mano de Olga María Ramos , Jesús Gago e Irene Calabuig , con el acompañamiento al piano del maestro Adrián Graumann bordando cada una de las melodias
del género.
El espectáculo se repitió el viernes 22 en el magnífico auditorio de Pola de Siero.
 La prensa asturiana, cubrió la noticia con varias entrevistas a intérpretes y director.
(Como dice Olga, la prensa asturiana me quiere)





Y aunque prometemos crónica y primeras impresiones del primer montaje en que Olga cupletista y cupletóloga se ha convertido en "cantactriz"aqui os dejamos a escasos minutos de la finalización de la segunda representación con las múltimes entrevistas que mencionabamos anteriormente.

Si Madrid 20/80 , "Loco amor de Cabaret"pasa por tu ciudad y adoras el cuplé y el teatro no lo dudes este es el montaje que te gustará. Con él , el cuplé seguirá vivo por muchos años de la mano de Olga María Ramos y toda la compañía de la que forma parte.






Olga María Ramos. ©Llaneza Photo


«La insinuación es mucho más erótica que el sexo explícito»

 OLGA MARÍA RAMOS, La cupletista y cupletóloga. Lleva a la escena del Palacio Valdés este jueves el espectáculo 'Loco amor de cabaret'

ALBERTO PIQUERO | AVILÉS.

22 enero 2015
La artista madrileña Olga María Ramos da muestras de todo su potencial durante la entrevista, en la que no sólo responde gentilmente a las preguntas, sino que las ilustra mediante fragmentos musicales, en lo que podría llamarse una entrevista cantada previa a su actuación del jueves en el Teatro Palacio Valdés de Avilés (20.15 horas), donde presenta 'Loco amor de cabaré'.

Hija de la gran cupletista Olga Ramos y del músico Enrique Ramírez de Gamboa, de casta le viene. Heredó el cuplé de su madre, pero en la juventud también coqueteó con el rock.
 ¿Cómo fue ese pasaje?

Yo siempre quise ser artista, pero mis padres no estaban nada convencidos de que lo fuera. Conocían las penalidades y la inseguridad de la profesión. Así que a los dieciséis años me desmarqué por ahí, por el rock. Formé el grupo 'Las Akelas', un visto y no visto, debut y despedida. Lo cuento en la obra que representamos en Avilés. Una obra que recorre la historia del cuplé en diversas épocas.

¿De qué modo puede explicarse el género, que al fin y al cabo tiene origen francés?

Un origen francés que adquirió un sello muy español.
Aquí se hizo mucho más completo, como crónica de la sociedad de una época y sus personajes, al tiempo que enriqueció sus ritmos.
Esa crónica, a veces muy picante, hubo de enfrentarse en no pocas ocasiones con la censura: tras la guerra civil, el cuplé fue prohibido por el franquismo... Se le censuraba su vertiente picaresca, así que se debía recurrir al ingenio...
Por ejemplo (canta una estrofa de 'La regadera'):
"Tengo un jardín en mi casa/ que es la mar de rebonito/ no tengo quien me lo riegue/ y lo tengo muy sequito.../ay...". A mi madre nunca la censuraron, porque lo hacía de una forma inteligente, le bastaba con una mirada, sin un mínimo gesto obsceno...

¿Tuvo que disfrazarse el cuplé de revista en esos años 40?

Son diferentes el cuplé y la revista.
 Lo que pasa con el cuplé es que aparece, desaparece y siempre vuelve a reaparecer.
A mediados de los años 30, languideció, pero como explicaba mi madre nunca desaparecerá si se canta con 'verismo', con calidad.
Lo que yo suelo decir es que se trata de una especie en peligro de extinción.
 No se puede omitir que también está presente en el cuplé un lado oscuro.
 Uno de los más famosos, 'Es mi hombre', incorpora rasgos machistas muy claros en los que se incluye el maltrato consentido...
Es verdad. Pero hemos de ponerlo en su contexto histórico, que en ese caso son los años veinte del pasado siglo, el cuplé apache y el baile de Java. Era terrible.
Eso pasó, afortunadamente, aunque por desgracia continúe habiendo mujeres que son víctimas de maltrato. En nuestra obra se denuncia de modo muy claro. Por esa época, las artistas eran mujeres, pero el público casi exclusivamente masculino...

¿Ya es un género para todos? 

Gracias a Dios, sí. Empezó a abrirlo a todos los públicos La Fornarina, ya en 1915.
Las cupletistas estaban mal vistas, como chicas de moral distraída (ríe).
 Se las iba a ver por si enseñaban un tobillo o si a La Chelito se le caía el mantón...

¿La picaresca del cuplé no ha quedado rebasada por el sexo explícito de nuestro tiempo?

La insinuación es mucho más erótica que el sexo explícito, que no deja que trabaje la imaginación (canta una estrofa de 'El pulverizador')...
El cuplé es para un público imaginativo e inteligente...
Que, además, ha estado recogido por algunas de las figuras estelares de la canción, de Billie Holliday a Celine Dione, por no hablar de 'La violetera' en la banda sonora de 'Luces de la ciudad', de Chaplin...
 ¡Qué fuerza tiene el cuplé!
Cruza las barreras del tiempo.
 Es lo que decía, que se trata de un género frágil, pero si se le cuida se hace inmortal.
Si se me permite contarlo, en un teatro de Badajoz, después de interpretar 'La violetera', hubo quien vino a decirme que durante la canción olía a violetas...
Es lo que tiene el cuplé.

Se declara cupletista y cupletóloga. ¿Nos lo explica?

La cupletista es la intérprete. La cupletóloga es la investigadora. Ya he escrito un libro sobre el género, que ahora está descatalogado.
Con el cuplé nunca dejo de aprender y quiero transmitir a los demás cuanto voy asimilando.

Además de la voz, ¿es importante la faceta de actriz para cantarlo? 

La voz ha de ser delicada, matizada, sin ascender a escala de soprano.
Pero para proyectarlo por completo, es fundamental la composición de actriz, que perfile sus sentimientos, su comicidad, su erotismo o su dramatismo.

Al final, ¿será especie en extinción que sobreviva?

duda. Y yo pondré todo de mi parte, porque lo adoro.

Un momento del espectáculo. Olga María Ramos y Jesús Gago.©Llaneza Photo






Crónica del siglo XX con voz femenina
Pablo Garnacho estrena esta noche "Madrid 20/80. Loco amor de cabaret", un musical "que interesa a todas las generaciones

 Saúl FERNÁNDEZ

 Olga María Ramos y Jesús Gago son los protagonistas de "Madrid 20 /80. Loco amor de cabaret", que es el musical cuyo estreno acoge esta noche (20.15 horas) el teatro Palacio Valdés. Se trata de una producción de la compañía "Quiquilimón" que ha escrito y dirigido Pablo Garnacho, que es quien asegura que el espectáculo "interesa a todas las generaciones".
 "Los mayores no lo rechazan y los más jóvenes, descubren el cuplé", recalca el director de la función.
Y esto del cuplé es crucial en este montaje que protagoniza una de las reinas del género, la hija de la legendaria Olga Ramos, la responsable del reverdecer de un género que llenó los cafés en los primeros años del siglo XX y que decayó e cuando la República y el régimen franquista.
 "Madrid 20 /80. Loco amor de cabaret" es un montaje que "se ha cociendo poco a poco durante dos años".
Un momento de la rueda de prensa en el coliseo avilesino. ©Mara Villamuza

"Entonces fue cuando se pusieron en contacto conmigo. Este proyecto se forjó con todo lo que le fui contando a Pablo Garnacho", asegura Olga María Ramos, que reina sobre un plantel de actores que completan Irene Calabuig, que es quien interpreta al autor del espectáculo, y Adrián Grauman, que es el pianista sobre la escena.
 La producción recorre el siglo XX a ritmo de cuplés. Hace tres paradas y cuenta algún episodio trágico.
"Pero este espectáculo es muy divertido", asegura la cantante que da vida en escena a sí misma, pero también a su madre.
Jesús Gago, por su lado, interpreta "al único personaje que es pura ficción: Vicky".
Gago y Garnacho se conocieron en la Real Escuela de Arte Dramático de Madrid y los dos juntos forjaron el montaje que, finalmente, da la luz.
 "El cuplé trae la modernidad a un país en el que las mujeres no contaban", reivindicó Ramos.





El cuplé, una bandera de libertad
Borja Pino. 22/01/2015

El Palacio Valdés acoge hoy un montaje con sello asturiano que pretende ser un alegato a favor de la independencia creativa y vital del ser humano.
El estreno absoluto de 'Madrid 20/80' recupera la historia de los cabarets españoles. No es posible comprender la historia cultural, social e incluso política del siglo XX sin sumergirse en el submundo de los cabarets, las salas de variedades en las que el alcohol, la música y el teatro conformaban un todo decadente y, a la par, magnético.

El elenco durante la rueda de prensa en el Palacio Valdés.©Marieta

Por siempre asociados a las grandes ciudades europeas y estadounidenses de la primera mitad de la pasada centuria, tales espacios también tuvieron presencia en España, y es a ellos a los que está consagrada la obra teatral y musical 'Madrid 20/80. Loco amor de cabaret'.
El montaje, que se representa en el Palacio Valdés esta tarde, a las 20.15 horas, fue presentado ayer en el foyer del teatro, con el prestigio de ser el primer estreno absoluto del apartado 'Hecho en Asturias' del ciclo EscenAvilés 2015.
Con una estética adaptada al estilo propio del tiempo presente, pero sin perder la esencia de aquel pasado ya perdido, el conjunto supone un recorrido de casi sesenta años, entre las décadas de 1920 y 1980, a lo largo de la evolución de esos cafés cantantes.
Un viaje hecho de la mano de dos personajes principales: la cupletista Olga María Ramos, que se interpreta a sí misma, y la artista de variedades ficticia Vicky, a la que da vida el actor Jesús Gago. Las relaciones entre ambas protagonistas, sus vivencias y sus recuerdos, son las que dan vida al libreto. Fue el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, quien ayer orquestó la presentación de este montaje, que ha sido producido por Tabló Vivant y Producciones Quiquilimón.
Con él estuvieron su director, Pablo Garnacho; Rosa Garnacho, responsable de Producciones Quiquilimón; el pianista Adrián Graumann, que proporciona el aporte musical del conjunto, y los intérpretes Olga María Ramos, Jesús Gago e Irene Calabuig, que asumen los roles protagonistas.
Han sido necesarios casi dos años completos de trabajo colectivo para convertir la que comenzó siendo una idea puntual y pasajera en la propuesta que esta tarde verá al fin la luz sobre el escenario avilesino.
«Hemos jugado tanto con el teatro puro como con la música y con las proyecciones contemporáneas, y todo ello será lo que mostraremos en directo», explicó Pablo Garnacho, que ha visto en esa fusión una forma de confrontar el pasado con el presente.
 «Trabajamos todo el recorrido del siglo XX, hasta llegar al vacío existencial que existe ahora».
 A la espera de que quienes disfruten del estreno ofrezcan su criterio, las primeras pruebas a pequeña escala con público han sido satisfactorias para el equipo que lidera Garnacho.
Uno de los mayores motivos de satisfacción es el éxito cosechado entre gentes de edades muy dispares, pues, como el propio director manifiesta, «ayuda a que los mayores recuerden ese mundo pese a la estética actualizada, y a que los jóvenes se queden enganchados, con ganas de verla una segunda vez, al comprobar su vigencia».
Para la cupletista Ramos, el hecho de que sea un hombre el que se embuta en la piel de una de las protagonistas es otro de los pilares de ese triunfo.
«Es algo que golpea mucho, y que es esencial para que el espectador salga contento de la sala», considera. Pablo Garnacho va más allá; en ello ve una defensa de la libertad de cada persona para ser quien desee ser.
«Creo que lo que hemos hecho defiende al propio individuo, en la medida que se produce ese cambio de roles de hombres y mujeres.
Olga ©Mara Villamuza

Es un juego que da pie a que la gente reflexiones acerca de la forma de ser uno mismo».
También el ensalzamiento del papel de la mujer en la historia cultural española constituye una de las bazas importantes de la obra; al menos, así lo entiende Rosa Garnacho.
 «En contra de la opinión generalizada, la modernidad existió en España, y existió con estas mujeres», sentenció ayer.
No en vano, «en una época en la que o nos casábamos, o nos hacíamos monjas, muchas encontramos en los cabarets la independencia que anhelábamos.
Y queremos que el público se pregunte qué fue de esas mujeres».
 Sin embargo, además de esa lectura en clave histórica, la obra plantea una reflexión sobre hasta qué punto el espíritu de los cabarets sigue presente o no en la sociedad actual, o de si es preciso recuperarlo.
«Se muestra el vacío que caracteriza nuestro tiempo: la falta de un futuro explícito, la pérdida de nuestra identidad, la necesidad de reinventarse a uno mismo... Todo eso está plasmado», indicó Pablo Garnacho.
 Y en ello el actor Jesús Gago atisba «la pertinencia de un texto así. Fue una de las cosas que más nos chocó: lo vigente y moderno del cabaret».
 En ese sentido, si hay algo en lo que todo el equipo de 'Madrid 20/80' coincide es en afirmar que el montaje que hoy estrenan es, en última instancia, un alegato a favor de la alegría, de la esperanza y de las ganas de disfrutar de cada pequeño matiz de la vida. «Al margen de ese vacío que impregna parte de la obra, queremos dejar claro que, pase lo que pase, la vida continúa. Nos gustaría que el público abandone el teatro con esa idea en mente», sintetizó su director. Aunque más expeditiva, también Rosa Garnacho defendió dicho parecer.
 «En la sala que ocupemos no habrá cabida para la tristeza, y no aceptaremos más lágrimas que las de alegría. Es la mejor lección que nos ha dado la comedia», concluyó.






El teatro Palacio Valdés, un café cantante con la cupletista Olga
21.01.2015 E. C. 
 La cupletista y cupletóloga Olga María Ramos (hija de la conocida cantante Olga Ramos), Jesús Gago, Irene Calabuig y Adrián Graumann recrearán mañana en el Teatro Palacio Valdés un café cantante en el que recorrerán la historia del siglo XX a través del cuplé. El título es "Madrid 20/80. Loco amor de cabaret", y arranca en los principios de siglo XX, momento en el que el cuplé registró su máximo apogeo. De ahí salta a los años cincuenta, que fue el momento de madurez y resurgimiento de este género, y concluye en los ochenta, cuando encuentra un nuevo espacio que se entremezcla con el bullicio que propició la famosa movida madrileña.

Pablo Garnacho, Irene Calabuch y Jesús Gago en un momento de los ensayos
©Llaneza photo
Con este estreno se inicia el ciclo de teatro "Hecho en Asturias" en el Palacio Valdés.
Será a las ocho y cuarto de la tarde. Producciones Quiquilimón y Tabló Vivant presentan una propuesta versátil y cercana a los distintos grupos de espectadores, adaptado y cercano a diferentes rangos de edad y grupos sociales, según informan los responsables de la función. Esta propuesta dramatúrgica y escénica trata de crear una ruptura con la tradición musical desde la tradición misma, dando como resultado una obra de teatro contemporánea enraizada en las estructuras del género y en las formas teatrales. La autoría y dirección es de Pablo S. Garnacho, y la coreografía lleva la firma de Mar López.

Jesús Gago "Vicky" interpreta "La llave"©Llaneza photo





23 de enero de 2015
 S. F. 
Los primeros cuplés

Un momento de la representación avilesina.©Mara Villamuza
El palacio Valdés condensa en la voz de Olga María Ramos la historia de España del siglo XX convertida en cabaret Olga María Ramos es la reina actual del cuplé y es también la protagonista de "Madrid 20/80. Loco amor de cabaret", de Pablo Garnacho. Este espectáculo echó a andar anoche en el teatro Palacio Valdés y se llevó el aplauso de los espectadores que se acercaron al odeón avilesino, en el segundo estreno del primer trimestre del año. El musical del que es autor y director Pablo Garnacho es una producción de la empresa "Quiquilimón". "Madrid 20/80. Loco amor de cabaret" recorre la historia de España desde los felices años veinte hasta bien entrada la década de los ochenta. La parada intermedia son los años 50. Junto a Ramos, participan en el montaje los actores-cantantes como Jesús Gago e Irene Calabuig. Garnacho explicó en la presentación de "Madrid 20 /80. Loco amor de cabaret" que el suyo es un espectáctulo que se ha estado "cociendo poco a poco durante dos años". "Entonces fue cuando se pusieron en contacto conmigo. Este proyecto se forjó con todo lo que le fui contando a Pablo Garnacho", aseguró Olga María Ramos, que reina sobre un plantel de actores.


El cuplé de toda una vida
 Olga María Ramos llevó al Palacio Valdés su espectáculo 'Loco amor de cabaret', un repaso histórico y emotivo por el género

 ALBERTO PIQUERO | AVILÉS.
23 enero 2015

 Nacido en París a finales del siglo XIX, el cuplé, que por entonces era couplet, se nacionalizó español en las primeras décadas del siglo XX, recogido en las legendarias figuras de Raquel Meller o Imperio Argentina.
De su historia vino ayer al Teatro Palacio Valdés a contar y cantar el espectáculo 'Loco amor de cabaret', arropado por la voz y la interpretación de Olga María Ramos, hija de una de las cupletistas más gloriosas y continuadora del linaje.
Olga María Ramos en uno de los momentos
de la representación. ©Sergio López
El cuplé de toda una vida, acompañada por el piano de Adrián Graumann y junto a las magníficas actuaciones del actor-tenor Jesús Gago -en el papel de Vicky, desdoblándose sin travestirse- y la actriz Irene Calabuig, al cuidado del guión escrito por el propio director de la función, Pablo S. Garnacho, quien subió al escenario al final para recibir los merecidos aplausos de un público que llenaba las tres cuartas partes del aforo.
La estructura de la obra se desarrolló, en un ambiente escenográfico sugerente, a través de los diálogos que establecieron Vicky y la propia Olga María Ramos, puente comunicativo para ir evocando las distintas épocas del cuplé, los años 20, los 50, los 80, del pasado siglo.
 Porque el cuplé, al modo del teatro, según se fue relatando y cantando, podría dar la impresión de ser ese enfermo moribundo que nunca muere, el cual durante algún tiempo parece en trance de agonía y al cabo vuelve a volar como el ave fénix, envuelto en alas de plumas coloristas y recobrando su energía primorosa original, guiñando un ojo picaresco al espectador avisado y brindando estrofas que por momentos retrataron las crónicas de una época.
Comenzó con 'Las tardes del Ritz', 'Madre, cómprame un negro', 'Colón, 34'...
La memoria viva de Olga María Ramos, servida por unas cuerdas vocales en las que vibró el matiz, la delicadeza expresiva, la insinuación y el juego, trasladó a los espectadores a la niñez de la artista, al lado de su madre, Olga Ramos, en pleno surgimiento del cuplé.
Después, se aproximó a la década de los 50, a los cafés cantantes, a las experiencias de la vida que a veces fueron dolorosas y añadieron sabiduría, que también eso es el cuplé.
Y desembocó en los años 80, cuando el género volvió a demostrar su naturaleza fluvial, flexible y guadianesca.
Irene Calabuch al comienzo de la representación.©Llaneza Photo
Cupo en el texto también el humor, la denuncia del maltrato a la mujer o «en una España que no suele guardar sus mejores tradiciones» la reivindicación del cuplé mismo, que no ha gozado del prestigio del tango y, sin embargo, ha sido puesto en los labios no sólo de Sarita Montiel, sino de Billie Holliday o Diane Ross.
Umbral dijo en su día que Olga Ramos escribía un pie de página en cada cuplé. Su descendiente es una dignísima heredera.
Olga es el cuplé. ©Llaneza Photo

miércoles, 14 de enero de 2015

Joyas del cuplé: Es mi hombre



A pesar de que este cuplé es “políticamente incorrecto”, no puede obviarse porque es el que más ha resistido el paso del tiempo ya que no sólo fue interpretado en la época en que se escribió, si no que grandes cantantes actuales lo incluyeron en su repertorio.

 “Es mi hombre” fue estrenado por Jeanne Bourgeois, más conocida como la Mistinguett, durante la primera guerra mundial, concretamente, en 1916.

Mistinguett,
Partitura de Es mi hombre

Willemetz, considerado uno de los letristas de más éxito y habitual autor de las canciones y libretos de revistas para el Folies Bergère de la popular artista francesa, colaboró en este caso con el compositor Maurice Yvain.


                          


Así lo cantaba Mistinguett en 1920
 La letra no tiene desperdicio pues nos habla del maltrato a la mujer y lo que es peor, que la mujer lo  acepta…

 “Solo tengo corazón para mon homme.
 Si me pega me da igual es natural.
 Que me tenga siempre así porque así le quiero.

Pero pongámonos en la época: estamos en el primer cuarto del siglo XX y esas manifestaciones eran habituales entre la gente de los bajos fondos…
El ritmo que acompaña a este cuplé es La java que tuvo su auge en Francia a principios del siglo XX.

Esta especie de vals rápido se baila muy pegado a la pareja, de forma muy sensual, hasta el punto que el hombre coloca las manos sobre las nalgas de la mujer lo que llevó a que fuera prohibido en algunos salones de baile.


El genial Cantinflas nos ofrece su particular forma de bailar la también llamada danza apache

                         


 Y lo que parecía algo cómico en la versión de Cantinflas, no es más que el reflejo de lo que la Java venía a significar: el maltrato consentido de la mujer

                        

 La danza apache o Java también implicaba una moda, una forma de vestir muy particular.



Sara Montiel la canta vestida con un ajustado traje rojo y una gran abertura lateral y al cuello una boa negra, aunque lo habitual hubiera sido un pañuelito anudado.
Seguro que les apetece recordar a la inolvidable Sara cantando “Es mi hombre”

                           



Tanto en la versión francesa como las posteriores en español e inglés, como señalaba al principio, este cuplé ha sobrevivido al tiempo y ha sido cantado por multitud de intérpretes:

Desde la misma Conchita Piquer que la grabó para la discográfica Colombia a comienzos de los años 20 con una voz totalmente de cupletista.

Conchita Piquer
A lo largo de los años, “Es mi hombre” se ha escuchado en las voces de muchos y variados artistas, como Billie Holliday (1952),




Sara Montiel



 Sara Montiel (1958)









Mary Santpere (1959) en una genial versión cómica que os dejamos a continuación:

                            


Peggy Lee ( 1959)
Peggy Lee

La Streisand (1965)
Barbara Streisand


Diana Ross (1970)


 o Celine Dione (2003).


Tuvo tanto éxito esta canción que en 1999 consiguió un Grammy
¡Y hablamos de un cuplé de 1.916!






Carlos Arniches Inspirado en este cuplé escribió la obra de igual nombre, en la que
se cantaba este cuplé. Posteriormente se hicieron dos peliculas en 1935 y 1969 protagonizadas por
Valeriano León y  José Luis López Vázquez, respectivamente. 
Para cerrar esta sección, les invito a escuchar a la fantástica Barbra Streisand en una escena de la película Funny girl.

          



 ES MI HOMBRE
 Letra de Willemetz y Música de Yvain

 En cuanto le vi yo me dije para mi
 es mi hombre.
 Solo vivo por él
 mientras quiera serme fiel
 ese hombre.
 No puedo pasar una noche
 sin pensar en mi hombre.
 Y le doy cuanto soy
 lo que tengo se lo doy
 a mi hombre.
 Y así estoy
es un macró,  un gigoló
pero no importa
porque así le quiero yo.
Cualquier dia por Pigalle
para mi mal.
Otra vez le perderé
luego no sé.
Ni lo que va a ser de mí
porque le quiero.
Solo tengo corazón
para mon homme.
Si me pega me da igual
es natural.
Que me tenga siempre así
porque así le quiero.
Ya no tengo corazón.
Le intento olvidar
y me dejo convidar,
por los hombres.
Pero no puede ser
porque solo soy mujer
pa' mi hombre.
Por todo Paris
busco la mirada gris
de mi hombre.
Si me ofrece su amor
le perdono lo peor a mi hombre.

Por amor
ju suis comme ça n’importe quoi
busco a mi hombre sin saber donde andará
Cualquier dia por Pigalle para mi mal.
O tal vez le perderé luego no sé.
Ni lo que va a ser de mí porque le quiero.
Solo tengo corazón para mon homme.
Si me pega me da igual, es natural.
Que me tenga siempre así porque así le quiero
Ya no tengo corazón.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Radioteatro: Cuento de navidad de Charles Dickens


Mister Scrooge ©Mar Buelga 2011


Desde nuestro blog aprovechamos las fiestas navideñas para "regalaros" un maravilloso relato, lleno de nostálgia del ayer pero con toda la tecnología del presente. Y lo haremos en forma de Teatro hablado, "radioteatro" y gracias a la idea de La cadena Ser de recuperar una vez al año, con motivo de las fechas de la Navidad el mítico teatro en la radio.
Y nada menos que con "Cuento de Navidad" de Charles Dickens.
Para ello han colaborado en el programa actores de la talla de Josep María Pou, Juan Echanove, Carolina Lapausa, Carlos Hipólito, Malena Alterio, José Luis García Sánchez.... entre otros...

Esperamos que os guste.



         



martes, 16 de diciembre de 2014

FINCA GALEA, un lujo para los sentidos

Finca Galea, un lujo para los sentidos


Mi amiga, Carmen Rosas, mexicana y enamorada de España, me envía la siguiente carta que quiero compartir con todos ustedes.
Primorosa plumilla de La Finca Gadea

Querida Olga:
Espero esta vez tener las palabras justas para compartir contigo lo especial e inigualable que es Galicia, la Galicia que me oxigena el alma, todos los veranos es necesaria para mí, me alimenta, pero este año en especial me ha desbordado.
Empezare por hablarte de un hombre: El Hombre Galea, Emilio un hombre que en sus ojos tiene el color de la libertad, del agua, un azul suave pero intenso.

Emilio Méndez Corral

Cuando habla de su gran pasión sus ojos se inundan.
 Ahora te hablare de su pasión, pasión no sería la palabra, tal vez sería más acertado llamarle filosofía de vida: El agua, de niño soñó ser dueño de un sitio en donde en el agua fuera libre para hacer sonidos, no ruido como él diferencia, dice que la naturaleza hace ruido cuando está furiosa cuando le quieren quitar su libertad, el agua por ejemplo chilla cuando está atrapada y se desespera cuando el sitio de salida es demasiado pequeño, por eso la naturaleza hace crecer yerbas acuáticas, para acallar ese grito desesperado, pero aun estando en calma siempre encuentra el sitio por donde recuperar su camino, puede tardar años o siglos en vencer sus obstáculos pero siempre gana y vuelve a gritar pero ahora feliz, de libertad… hasta el próximo obstáculo.

Finca Galea, su casa, también casa de encuentros como la tuya; pero no solo de amigos que no han sido presentados, él cede su protagonismo como anfitrión para tratar de explicar que la anfitriona real es alguien más inmensa pero intangible como la naturaleza: siempre serena e indomable.
Su finca es cruzada por el Rio de Ouro,
El agua protagonista
Rio de Oro y tiene ese nombre porque cuando el sol de la mañana le da de lleno en las algas amarillas en las rocas de su lecho, el reflejo del sol al deslumbrar no es blanco sino dorado…
El cauce del Rio esta desviado a un antiguo molino de trigo con un gigantesco batan que cuando da golpes hace retumbar el suelo y los huesos…
El poderoso e intenso latido del corazón de Galea, a partir del molino construido totalmente en piedra el agua se desvía primero en un arroyo por el que navega una barca de piedra con el apóstol Santiago como único pasajero dando motivos para pensar cómo es posible que flote una barca de piedra con peso adicional encima.
Al lado del molino hay dos láminas de agua, que en el día son bellas pero al atardecer…

El molino

Emilio ha colocado en sitios muy estratégicos luces dirigidas a ellas y con la presión adecuada de agua, a través de complicados sistemas de compuertas para guiarla que solo él conoce hace bailar la luz de arriba abajo y de abajo a arriba, llamas vivas, ansiosas en las que según va disminuyendo la luz natural se combina la artificial hasta ser esta última, el ama… sinfonía de arco íris, cientos de ellos… de sonidos… de ráfagas de olor a agua y moho… a tierra y agua fértil… de brisa acariciando…

 La casa: típicamente gallega, suelos y techos de madera por el interior y pizarra en el exterior con sus indispensables protecciones superiores contra las “bruxas, porque haberlas, hailas”, paredes todas de piedra, comedor de piedra y mármol, capilla, alma de piedra rodeada de hortensias rebosantes de color abrazándola dándole con sus gamas de rosas, lilas y azules el toque justo al gris de la piedra, en otro tiempo la casa del cura, desde donde del balcón de la habitación principal (habitación que cada visita nos ceden) en donde a través de un palmera indiana se ve el castillo del Mariscal Pardo de Cela, un antiguo Torreón con capilla del siglo XIV incluida.
En Finca Galea solo hay flores en la casa, el resto de su enorme extensión tiene como protagonista, el agua como espejos en medio de un verde intenso y monumentos de piedra, yo les llamaría recuerdos del inconsciente colectivo celta tan arraigado en el norte de España.

Monolitos de piedra acariciados por intricados sistemas de de irrigación inventados por Emilio acariciando y venciendo con amorosa paciencia la piedra con sus suaves besos.
Dólmenes, menhires, puentes de madera o piedra todos con un acogedor sitio para sentarse a escuchar “Ponte dos Namorados”, ”Ponte da Inspiración” ,“Paso dos Troiteiros” cada puente único, bello en sencillez y originalidad, arboles fósiles uno en forma de boca abierta y otro con sus raíces gigantescas como visor giratorio de el contorno, para; como dice su hacedor “centrarse en un monumento en especial y no distraerse en el entorno”.


El resto de árbol quemado por los incendios provocados años atrás, con un placa en gallego recordando la crueldad el hombre y sus ambiciones.


El rio desviado que recorre la finca se convierte en un sereno lago de donde surgen menhires reunidos en medio de su espejo de plata.
Junto al lago un anfiteatro de césped, como escenario un isleta verde dentro de otro espejo de plata y como oratorio otro árbol fosilizado.
Al salir del anfiteatro otro árbol techado, este con un letrero “Si agua quieres beber, la palanca has de erguir” y por arte de magia en medio del recorrido encuentras un árbol del cual beber agua fresca.

La palloza (cabaña)a un lado construida a la usanza antigua con paja por fuera y lareira (cocina) de piedra, al lado de la palloza un monumento especialmente bello y único” Cova das Necesidades” elaborado con gigantes piedras desgastadas de rio con monolitos sospechosamente parecidos al Apóstol Santiago.
La "Lareira"

La sorpresa es que la función practica de ese monumento es su uso como entrada de los servicios.
En esta parte el Rio de Ouro ciñe mas su abrazo a Galea y con un poco de suerte, si los visitantes humanos no contaminan con sus ruidos, en silencio del rio se escuchan los sutiles diálogos del rio, el aire, las aves, las mariposas y ranas, cada sonido diferenciado pero al mismo tiempo siguiendo un ritmo suave y cadenciosos con sus pausas y respuestas.
Si entendiera el lenguaje musical podría describírtelo de mejor forma, pero querida Olga soy muy ignorante.
El recorrido no termina porque al ser circular como la misma naturaleza lo es, según Emilio nunca puedes decir que has terminado porque cada tramo tiene un desvío para regresar en espiral.
Yo le comento que en esta parte no termina el recorrido pero sí que es como el altar o la culminación y se trata de los dos arroyos, uno de ellos llamado el arroyo de los ciegos porque se oye pero no se ve a simple vista , este arroyo nació del comentario de una persona ciega que expreso lo siguiente: “qué bonita debe ser, quien pudiera verla”, el otro llamado el arroyo de los sordos porque se ve pero no oye, estos dos arroyos se unen en una encrucijada dando sentido a una lei de vida “ cuando carecemos de un sentido, los otros sentidos por naturaleza se desarrollan más fuertes”, los arroyos tienen una placas con la siguientes leyenda, te lo transcribo en gallego por la dulzura tan especial que tiene:

REGO DOS XORDOS
BEN TE VEXO
NON TE ESCOITO
POR ESO TE QUERO
POR ESO TE SOÑO.
REGO DOS CEGOS
SEI QUE ESTAS NON TE VEXO…

CONMIGO FALAS
POR ESO TE QUERO.
ENCRUCILLADA.
NO MONTE NACEMOS
AQUÍ NOS XUNTAMOS
DOS NOSOS DEFEUTOS
VIRTUDES SACAMOS.


 Puede parecer tan simple pero en un entorno con en el que lo lees lo hace intenso.
 La mujer Galea: Carmen es como Galicia personificada, de piedra firme, acogedora que da abrigo incondicional, generosa al límite y aun así con pena por no poder dar más.
Piedra que envejece a veces olvidada y un poco en pedacitos pero siempre sonriente y amable, siempre dando, ocultando a los demás sus roturas. Piedra con la belleza que solo da la solera de duros inviernos y veranos esperanzadores…

Viejos aperos, recuperados y restaurados

Que bella es tu tierra Olga, que intensa, cada rincón al que he tenido el privilegio de hundirme me ha atravesado el alma, su gran belleza me pasma, vuestro pasado grabado en piedra, a veces ignorado pero no por eso indiferente para los que reconocemos su grandeza en granito desgastado.
Está pendiente escribirte de Toledo, mi Toletum.
El hombre Galea me dio un pedacito de su Finca.
Se lo pedí para ti, para tu casa de encuentros: dos hermosas hortensias en maceta, espero tener el gusto de verte esta semana o la siguiente porque hay regalos que no aguantan mucho mas.

 Te mando un fuerte abrazo, Carmen Rosas.

 www.fincagalea.es

martes, 25 de noviembre de 2014

Libro sobre Luis Mariano.

Luis Mariano


Hace unas semanas llego a nuestro mail delcuplealarevista@gmail.com, el siguiente mensaje:

"Hola:

Os envío información del libro que he escrito sobre Luis Mariano por si os podéis hacer eco de él en vuestro blog. (Y tal cual lo hacemos ahora mismo)

Los beneficios que se obtienen en su venta se destinan a un proyecto educativo".

Nos lo envíaba el autor del libro José Andrés Álvaro Ocariz.
El libro en cuestión trata sobre la vida y obra de Luis Mariano magnífico cantante y actor. Podéis conseguirlo en el siguiente enlace: 

Portada del libro

Ahora y desde el blog personal del autor,
http://elblogdedonbenito.blogspot.com/
nos llegan noticias de la inminente presentación del libro en dos lugares, ambos del País Vasco.

Mañana, día 26 de noviembre a las cinco de la tarde se hablará sobre el libro dedicado a  Luis Mariano en Errenteria.
El acto tedrá lugar en el Centro Cívico sito en la calle Salk y Sabin 1 y está organizado por la asociación de jubilados Laguntasuna 
 El 16 de diciembre a las 18,30 se presentará en el Centro Sociocultural de Mayores Txagorritxu (c/Mejico, 11, Vitoria-Gasteiz) 

Como muchos estaréis pensando ya en el regalo de Navidad, recordad que este libro puede ser un regalo ideal. No sólo porque estáis regalando recuerdos de toda una vida sino también porque estáis colaborando con un proyecto educativo, que es desde el presente construir el futuro.


¿Verdad qué tiene una pinta estupenda?
Desde nuestro blog, en el que ya le hemos dedicado una entrada a Luis Mariano,
http://delcuplealarevista.blogspot.com.es/2012/12/luis-mariano-el-principe-de-la-opereta-2.html
así lo creemos y pensamos que puede resultaros interesante, de ahí el motivo de esta entrada express.

Y para recordar aún más al actor y cantante os dejamos con uno de sus temas: "Maravilla de Paris" de la película :"El cantor de México"

                          

lunes, 3 de noviembre de 2014

OLGA MARÍA RAMOS EN MÉXICO. Noviembre 2014

Olga María está de nuevo en sus queridas tierras mexicanas.
El miércoles 5 os espera  de la mano de Rodrigo de la Cadena, en La Cueva, será a las 21.00 horas.
¿Os lo váis a perder?
©Cartel realizado por Rodrigo de la Cadena 2014

sábado, 1 de noviembre de 2014

Joyas del cuplé: El Charleston



Uno de los ritmos que más identificaron la época del cuplé fue el Charleston, un ritmo procedente de los Estados Unidos y que nació en 1903 en Carolina del Sur, exactamente en Charleston, de ahí su nombre.
Una de las ilustraciones sobre el cuplé de Mar Buelga con
clara inspiración de las chicas cuplé
El charleston triunfaba hasta en la publicidad

                          


Tuvieron que pasar 20 años para que llegara a Europa donde arrasó hasta el punto que hay un charlestón que habla de esto; me refiero a “¡Madre, cómprame un negro!” y, aunque esto suene políticamente incorrecto, es simplemente una frivolidad más de aquellos felices años XX.
El Charleston y su época incluso tienen una tipografía


El Charleston llegó con orquestas norteamericanas, formadas en su mayoría por músicos de color.


La letra del cuplé lo dice claramente:

“Son tantos negros los que han venido
para enseñarnos el charlestón 
que las mamás se ven morás
para evitar ir al bazar
donde esas muestras de chocolate/ a los pequeños hacen gritar:
¡Madre, cómprame un negro,
cómprame un negro en el bazar!
¡Madre, cómprame un negro,
cómprame un negro en el bazar!
que baile el charlestón
y que toque el jazz-band.
¡Madre, yo quiero un negro,
yo quiero un negro
para bailar!

 ¿Qué tal si escuchamos a la simpática Marujita Díaz este charleston que cantó en la película “Y después del cuplé”?después del cuplé”?

Cartel de Después del cuplé


                             

La verdad es que el charlestón, no sólo revolucionó a los jóvenes de la época, si no que con él surgió una moda muy característica de aquellos años: A las chicas se les empezaron a ver las piernas por encima de la rodilla…
Chicas charlestón enseñando pierna

Traje de flecos estilo Charlestón
El estilo de la época  protagonista en la pelicula El Gran Gatsby
Chica "artdeccó"

Con esos preciosos trajes de flecos, unos collares larguísimos y unas cintas de abalorios por la frente, con plumas en la cabeza y un pelito muy cortito muy cortito al que se le llamó peinado “a lo garçon”

Peinado a lo Garçon


Celia Gámez tambien sucumbió al estilo Charleston 

“Soy las garçon, çon, çon….
con el pelo cortáo.
Soy la garçon, çon, çon,
con el pelo ondulao.
Soy una chica bien…
bien, bien, bien, bien…
Soy una mujer chic, chic, chic, chic, chic…
y parece mi cara, talmente de biscuit
y parece mi cara, talmente de biscuit
Tobillera, tobillera…
Ya vas siendo rodillera
pero al paso que tu vas
de fijo acabará siendo
muslera muslera o algo más…"

En esta ocasión tendremos oportunidad de disfrutar de este chotis en la doble versión de la singular Esperanza Roy y el gran cómico Tony Leblanc

                      


 ¿Verdad que parece un cuplé a ritmo de chótis?
 Pues no lo es ya que se trata de uno de los números musicales de la Revista El sobre verde del maestro Guerrero.

Cantable de la revista musical  El sobre verde, entre ellos La Garçon, que
califica como chotis a pesar de solo parecerlo.
Chica años 20

Pero sigamos con otro famoso Charlestón titulado “Al Uruguay” que tiene una curiosa historia: Dicen que el Dr. Asuero (al que llamaban el doctor milagro) curaba, con un simple toque en el trigémino, una enfermedad conocida como el baile de san Vito.
Anuncio de la clínica del doctor Asuero en Buenos Aires

 Eso dice la canción:

“Un extraño caso a mí me ha pasado
pues todos mis nervios se han soltado
un Dr. Famoso yo fui a visitar
pero las narices me quiso tocar
y como protesté mandóme al Uruguay
y entonces yo le contesté:
(Estribillo)
Al Uruguay, guay
Yo no voy, voy
Porque temo naufragar…”

Entraban en la consulta presos de aquellos tics incontrolados y salían como si nada aunque al poco tiempo los temblores volvían.
(Veámos si os parece un amplio y documentado reportaje sobre el doctor en el programa de cuatro dirigido por Iker Jiménez : "Cuarto milenio")

                        

Una versión mucho más truculenta que en cierta ocasión me contaron.
Sea o no cierta, quisiera compartirla con ustedes. Parece ser que ante la proliferación de gays en Cádiz, se dio orden de fletar un barco prometiendo trabajo en América a los homosexuales que quisieran embarcarse.
Muchos vieron la oportunidad de escapar de una sociedad que en España, a principios del siglo pasado, no veía con buenos ojos esa tendencia sexual.
Cuentan que una vez el barco alejado de la costa fue bombardeado hasta su hundimiento. ¿Fantasía? ¿Realidad?
 Yo solo cuento, no opino…
 “Al Uruguay, yo no voy, porque temo naufragar…”


Modelos publicitarias evocando la época del Charleston
Recortable de la moda femenina años 20

Una mítica escena en la película “¡Ay Carmela” en la que los magníficos Carmen Maura y Andrés Pajares, interpretan este famoso charlestón.

                       

Cartel de La Película

Y como guinda a este espacio dedicado al Charleston, una muestra de cómo se baila este endemoniado ritmo.